sábado, 28 de febrero de 2009

Hoy, mañana, siempre.

¿Necesitas un poco de inspiración? Toma, te regalo una servilleta, una hoja a rayas, de libreta, si quieres también puedes utilizar alguna hoja en blanco, de algún libro que todavía no hallas leído. Toma, te presto un serventesio, pero ten cuidado con lo que escribes en él. Mejor una lira, que tienes demasiada ira. Y sí, eso ha sido una rima fácil donde las halla, pero toma, lo arreglo regalándote una décima o espinela, como quieras llamarle, los mismos versos son. La misma mierda también. Y quizá, quién sabe, hoy me halla planteado darle cuerda al corazón, que ya esta demasiado atrasado, y eso es malo, muy malo. Igual de malo que las mañanas con demasiada lluvía, y demasiadas pocas ganas de que llueva.





1 comentario:

Bufon Errante dijo...

Estas son las macarradas que a mi me gustan.
Seguro que te olvidaste de la bala de la recámara, la creíste vacía y no disparaste en su momento.

No puedo estar todo el día alabándote, así que me limito a decirte que este sigue en su línea, como siempre. (ya tu sabes)

Espero noticias tuyas, pronto, por favor.